AMORES DE IMPORTACIÓN


Como ya sabéis la semana pasada me dieron calabazas, lo que probablemente no sabíais es que fue un apuesto americano, lo cual lo hace más difícil.  Hoy os cuento el enredo en el que ha resultado todo. Agarrate!.



Back to Top